El desarrollo social y cultural de un territorio va de la mano con la inclusión y el respeto a las diferencias. Apoyamos las causas relacionadas con nuestro objetivo social y estamos prestos a intervenir en situaciones de intolerancia que pongan en riesgo el desarrollo integral de los individuos.